2/02/2005

Plan Ibarretxe en el Congreso

Ayer estuve escuchando, casi entero, el debate en el congreso sobre el Plan Ibarretxe. Escuché a Ibarretxe, aunque le pillé un poco tarde, a Zapatero y Rajoy enteros, y empecé a escuchar a los independentistas catalanes. Pero con estos decidí que para escuchar lo mismo de todos, mejor que no. Aunque me hicieron gracia unos, no recuerdo cuáles, que dijeron que no podían apoyar el plan, pero que como eran catalanes tampoco podían rechazarlo. Así que se abstuvieron. Eso es quedar bien con todo el mundo... o con nadie. Conmigo no.

Empezó Zapatitos, muy cordial, con su talante, como siempre, diciendo que su 'no', no era una derrota sino el comienzo de otro proceso. Lo del talante está bien, pero a veces debería meterse un chupito antes de hablar y subir un poco el tono. Y desde luego, me pareció mal que comparara su no al plan con su no contra la guerra de Irak. Y eso que no hay elecciones cerca...

Rajoy estuvo mejor. Sin embargo, y por poner pegas, asomó la cresta del radicalismo. Aunque le doy más puntos que a Zapatero.

Me fastidió no poder escuchar a Llamazares, aunque escuché a la representante de Nafarroa Bai, que, a pesar de hablar muy bien, dijo lo mismo que todos los nacionalistas (excepción hecha de Coalición Canaria y algún otro), así que se podía haber quedado sentadita, porque total, no es por no escuchar, pero 'pa' escuchar lo mismo...

Escuché el turno de réplica de Ibarretxe, que a pesar de pasarse del tiempo, pudo terminar, y por supuesto, decir que la consulta la iba a hacer por sus huevos. No lo dijo así, claro, pero pa'l caso... Decir aquí que parte de los puntos que tenía el Partido Popular ganados hasta entonces los perdió cuando los diputados empezaron a murmurar y molestar a Ibarretxe en la réplica.

Y al final, que no ví, la votación. Pero total, sorpresas, ninguna.